Si quieres un libro para imprimir en un documento de Word – cliquea aquí.
El cochecito de bebé
y la oveja dormilona.


Por Asbjorn Lonvig , artista

Karen Mikkelsen, traductor





Este cochecito de bebé está en la Plaza de la Rotonda en Roma.
El bebé no grita.
No se oye nada.




En 1950, Pablo Picasso realizó una cabra en bronce.
Pasa y mira dentro del cochecito de bebé.
La cabra sonríe.
¿Qué hay en el cochecito de bebé, si no es un bebé?




¿Será uno de los alegres fantasmas
de la gran iglesia del Panteón?
No, nunca están tan callados.





Un beduino de Arabia
está seguro de que es una serpiente.





El camello y el dromedario del beduino
comentan sobre esto, y también están seguros
de que es una serpiente.





Pero una serpiente también haría algo de ruido.
Un cascabeleo, o algo así.





El beduino mira con más atención.
¿Un par de patas?
Luego sonríe.





Un par de patas de oveja.
La oveja dormilona se cubre con el sobretodo.





Y aquí tienes a la oveja dormilona de la Plaza de la Rotonda
en el centro de Roma,
cuando se despierta después del séptimo sueño de esa mañana.



 
La oveja dormilona tiene esta manta
con 80 imágenes de sí misma.
Cuando cuenta hasta 57
se duerme.


Incluso en un cochecito de bebé.







COPYRIGHT ASBJORN LONVIG