Si quieres un libro para imprimir en un documento de Word – cliquea aquí.
El cuento del granjero
José y
sus animales


 
Por Asbjorn Lonvig , artista
Karen Mikkelsen, traductor
 
 
 José vive en una granja cerca del mar.
No alcanza a ver el mar desde su casa.
Pero justo al lado de su granja hay un arroyito.
Se llama arroyo Algas.
Hay un hermoso puente sobre el arroyo, y cuando José mira el puente puede sentir el mar.
Sabe que si envía un mensaje en una botella desde el puente, viajará a Nueva York, Sidney o las islas Galápagos.
Esto es un gran consuelo para José.
Porque José ama el mar.

 
 
Este es el granjero José.
Lo puedes reconocer por sus botas de Helly Hansen.
José suele trabajar en lugares muy sucios,
por lo que debe usar botas de goma.
Pero no muchos tienen botas rojas.
José sí.
¿Adivinas por qué sus botas son rojas?
 
José ama el rojo, el amarillo, el verde y el azul.
Y ama las gorras con visera y las botas de Helly Hansen.
Hoy es su cumpleaños, y recibió cuatro regalos.
Un regalo en un paquete rojo.
Un regalo en un paquete amarillo.
Un regalo en un paquete verde y
un regalo en un paquete azul.
En cada paquete había una gorra con visera
y un par de botas de goma.
José se está probando la gorra con visera roja
y las botas rojas.
 
 
Margarita es una de las dos vacas del granjero José.
Normalmente, las vacas no hacen nada más
que comer en un establo.
Margarita recién terminó de comer.
El establo del granjero José no se parece a un establo común.
Parece un teatro de ballet.
Margarita baila ballet.
Baila porque no canta muy bien.
Le sale mejor decir muuuuuhhh.
 
Las vacas felices no cantan.
Bailan.
 
 
 
La hermana de Margarita también es bailarina.
Las bailarinas son señoritas que bailan muy bien ballet.

 
 
 
Nicolás es fanático del ballet.
Es un espectador ansioso.
Ha perdido sus zapatos de ballet.
  
 
El hermanito de Nicolás también es fanático del ballet.
Él también quiere participar.
Observa con mucha atención.
Ya conoce algunos de los pasos difíciles.
 
Él gruñe satisfecho.
 
 
  
Este gallo se llama Augusto Azul.
Los tres gallos de José vienen de Lisboa.
Cantan en portugués.
 
 
Este gallo se llama Augusto Verde.

 
Y este gallo se llama Augusto Arcoiris.
Tiene la voz más maravillosa.
Trata de imaginarte el sonido de los tres gallos,
cuando cantan al mismo tiempo.
Cuando los tres gallos cantan en coro.

 
 

El perro verde haragán disfruta del baile y el canto.
Descansa y sonríe.
Y su cola se dirige hacia arriba.

 
 

El perro rojo haragán disfruta el baile y el canto.

 
 
 

El perro azul haragán disfruta el baile y el canto.

 
 
 
También el perro amarillo haragán disfruta el baile y el canto.
Incluso después de llegada la noche
continúa el espectáculo en el establo.
 Pero
se ha incorporado otro sonido al hermoso coro.
El perro amarillo haragán comienza a roncar.
 
 
 
Y el gato amarillo escucha y observa.
Ronronea.
Ronronea de alegría.
 
 
 

El gato rojo ronronea.

 

El gato verde ronronea.

 
Y el gato azul ronronea fuerte.
 
El granjero José escribió una carta y la envió
en una botella desde el hermoso puente sobre el
arroyo Algas,
cuando oyó los ruidos desde el establo.
Escuchó con atención.
Se puso muy contento.
Decidió participar de la fiesta.
 
 
El granjero José se puso su gorra con visera verde de fiesta.
Se puso su camisa azul de fiesta.
Se puso su corbata verde de fiesta.
Se puso sus pantalones rojos de fiesta.
Y, lo más importante, se puso sus botas verdes de fiesta.
Y la fiesta se puso cada vez mejor.
 
Las vacas bailaban ballet.
Y José bailaba ballet.
Los cerdos gruñían.
Y José gruñía.
Los gallos portugueses cantaban.
Y José cantaba.
Los perros haraganes roncaban.
Y José hacía ruidos de ronquidos.
Los gatos ronroneaban.
Y José ronroneaba.



COPYRIGHT ASBJORN LONVIG